domingo, 17 de setiembre de 2006

El secreto de Sally

Finalmente. Ayer llegaron las ansiadas vacaciones de primavera. Durante la próxima semana no tendré que ir a clases. Me dediqué a reorganizar mi dormitorio. Cambié el orden de todos los muebles que se encuentran en él. Esto no es nada extraño en mí, ya que cada tanto suelo "reacomodar" todo. ¿Será algún síntoma de algo? ¿tendrá algún significado? nunca estoy conforme con la distribución y entonces decido cambiar todo. Todo. Me lleva un par de horas, honestamente un poco más.
En la noche simplemente me acosté, a mirar televisión. Hace mucho que no lo hacía. Pero en el día de ayer sentía como una paz, una tranquilidad, quizás sea el indicio de que realmente estaba saboreando el comienzo de estas vacaciones (aunque sean tan breves como para durar tan sólo una semana).
Primero miré un documental sobre Mario Benedetti, mi tan amado escritor: Palabras verdaderas (de Ricardo Casas). Simplemente: excelente. Sin palabras. Me encantó, y no sólo porque yo sea admiradora de un personaje tal como lo es Marito, sino que me agradó mucho cómo estaba realizadoo, la manera en que zse presentaban las distintas informaciones, las fotografías, los poemas relatados... todo.
Luego me dediqué a ver la película El secreto de Sally (en inglés se titula "House of Cards"). Una película muy interesante. Creo que, como futura docente, es posible que en algún momento me cruce con algún caso de niños que se encuentren con este problema que manifiesta Sally. Y es necesario saber cómo actuar, cómo reaccionar.... lo que más rescato es la posibilidad que siempre se encuentra de inmiscuirse en el mundo del otro para poder comprenderlo, para llegar a entablar un diálogo que quizás tan sólo sea un diálogo con el alma.



El mundo de Sally: Sally tiene seis años; era una niña brillante, capaz de hablar con soltura tres idiomas. Pasó tres años en Sudamérica y su padre murió en un accidente a causa de una caída en una excavación arqueológica. De regreso a casa, comienza a manifestar un extraño comportamiento: ya no habla, le gusta subir a sitios altos, aunque ponga en peligro su vida; grita cuando cambian algo de posición y parece mostrar sorprendentes habilidades jugando a la pelota. Sally reacciona a la muerte de una manera muy extraña. Su condición empeora y su madre se niega a que sea tratada por un especialista, pero el psiquiatra del colegio (Jake, experto en autismo de niños) insiste ante un caso que parece distinto a todos los que ha conocido. Pero Ruth coge otro camino, arriesgando su propia salud mental para poder llegar a entender a Sally.

1 Comment:

  1. Anónimo said...
    Esa pelicula la vi cuando tenia aproximandamebte 8 o 9 años, y me enamoré de ella, por alguna razón me siento identificada con esa niña, me alegra saber que a mas personas les guste ya que es una pelicula muy poco conocida.

    Saludos!

Post a Comment